Centro Medio

Description

Trabajo realizado por Doulas Natal, Abril 2017

Autoras: Virginia Mojica, Romina Racedo, Analía Comes, Mara López Sosa

Centro Medio

Debido a que por diversas razones disponemos de unos pocos meses para trabajar con las embarazadas, debemos optimizar al máxima los recursos que poseemos para lograr el objetivo propuesto. Ya que el cuerpo es el ámbito principal donde los cambios y transformaciones se hacen mas evidentes durante el embarazo, este es un espacio de observación importante al cual recurrir para deducir elementos diagnósticos y favorecer los cambios pertinentes. Es por esto que tanto como en psicoterapia como en prevención el cuerpo tiene muchísima importancia. Nuestro cuerpo es fiel testimonio de todos los acontecimientos y experiencias que hemos atravesado y esto se ve en la forma que se mueve y funciona.

Así coma el cuerpo refleja nuestra mente, esta se somete al dolor y malestar que se manifiestan en el cuerpo. Las emociones necesitan ser expresadas, tanto en el embarazo coma fuera de el, lo que no se expresa explota en el interior, y produce un síntoma.

El Sistema Natal que emplearemos tiene una visión holística, que se nutre de las conocimientos que nos llegan desde oriente a través del yoga, y las teorías y técnicas que surgen del trabajo de Willhem Reich, y de estas dos corrientes sale la base que es la visión de las Centros de Energía donde el cuerpo es el protagonista principal. Las manifestaciones corporales y su correspondiente lectura nos darán un diagnostico sobre estos centros energéticos.

Es por esto que comenzaremos viendo un poco el concepto cuerpo-mente para comenzar a entender como el cuerpo es el resultado de la historia emocional y psicológica de la persona. Es importante que no tomamos como mas importante el cuerpo o mas importante la mente, sino la integración de ambos como algo mucho mas profundo que alguno de ellos tomados aisladamente. Esta unidad cuerpo-mente se refleja en el estado físico, que puede ser de bienestar o enfermedad.

A través de la historia, la humanidad paso por diferentes interpretaciones de la relación cuerpo-mente-espíritu. Diferentes culturas en diferentes tiempos le dieron mas importancia a una de las partes sobre las demás, así coma desde oriente no llega una visión mas espiritual, la actualidad occidental pone mas énfasis en la belleza física y corporea que la espiritual. Todo depende de la porción de la historia que tomemos, de su situación geográfica y de sus costumbres sociales para ver las distintas miradas sobre la relación que existe entre el cuerpo y la mente. De la biología y la cultura surge el espacio escénico del cuerpo.

Nuestro cuerpo es producto de distintas variables externas e internas. El momento histórico en el que nos encontramos, los modelos culturales, la calidad de vida contextual que tenemos, son algunas de las variables culturales. Dentro de las variables personales que nos conforman encontramos: la composición étnica, la herencia genética, la historia personal los desarrollos con el cuerpo, los cuidados del cuerpo, la edad y la calidad de vida personal.

Estas variables son fundamentales y extraemos esta información a través de la entrevista que le hacemos a la embarazada. Es por esto que en la entrevista preguntamos todos los datos personales de la mama y del papá del bebé, los datos filiatorios de cada uno, el marco familiar de ambos para poder hacer un mapa lo mas exacto posible sobre nuestra entrevistada y poder descifrar que hereda la persona a través de sus diferentes capas de inconsciente colectivo.

A través de estas respuestas podremos ubicar a la embarazada en la «Rueda de la vida «, que es la representación de la vida, en un círculo dividido en cuatro cuadrantes. El tiempo no es lineal, es circular, y la persona luego de su nacimiento va pasando por etapas sucesivas hasta llegar a su muerte. En este esquema dividimos 84 años de vida en cuatro cuadrantes de 21 años cada uno, y a cada uno de estos cuadrantes los subdividimos en tres periodos de siete años cada uno.

  1. El primer cuadrante (del nacimiento hasta los 21 años) es el de la fase instintiva personal, que se centra en uno mismo, en el aprendizaje de habilidades motoras, de información y conocimiento. Para los yoguis cada 7 años se desarrolla uno de los centros de energía, es por esto que en los primeros 21 años se desarrollan los tres primeros centros que tienen que ver con el desarrollo de las bases del yo, de su persona. Es por esto que el desarrollo del centro medio se despliega en la adolescencia, entre los 14 y 21, cuando nos contactamos con nuestra propia emotividad. Es la fase de aprender.
  2. En la segunda fase se puede construir el nivel material de la vida por mi mismo y también su propio sello, es la fase de tener.
  3. La tercera fase, desde los 42 años, con los 7 chakras ya desarrollados y con la posibilidad de integrarlos , es la fase de enseñar.
  4. La cuarta y ultima fase es la de donar, la de prepararse para la partida, ir dejando el espacio a otros, el no aferrarse al ego.

Al ubicar a la embarazada y su entorno en esta rueda de la vida, podremos ver si la vida en esa familia fluye armoniosamente y se desarrolla con paz y tranquila. En cambio si alguno de sus miembros se «estanca» en un cuadrante actúa como un obstáculo en esta rueda afectando el entorno familiar. Ahora comenzaremos a ver en detalle los centros de energía que se alojan en nuestro cuerpo. Los centros de energía, también llamados chakras (queen sánscrito significa rueda) funcionan como reguladores y transmisores de la energía interna (prana). Conociendo el estado de cada centro de energía de una persona podremos obtener información sobre su estado físico , emocional, mental y espiritual. De la misma manera, a través de una observación exhaustiva hacia la persona podremos distinguir cual es su centro de energía que no esta equilibrado y así trabajarlo para recuperar el equilibrio y mejorar el estado general de la misma.

La energía es en cierto modo la vitalidad del ser, la que fluye en el cuerpo y mente. Esta energía que fluye por nuestro cuerpo lo hace a través de diferentes centres o chakra. En este trabajo nos centraremos en el tercer chakra, el Centro Medio. Hay siete principales centros de energía. A cada uno de ellos le corresponde una región del cuerpo con sus órganos, huesos (sector de la columna vertebral), músculos, glándulas endocrinas, y porción de piel. A cada uno se le designa un nombre, un color, una piedra y un elemento. Ademas se los puede representar como una flor que se abre hacia abajo, adelante o arriba según el centro en cuestión. Estos centros se trabajan de manera independiente pero funcionan influyéndose unos a otros.

Este centro puede ser llamado Tercer Chakra, el del Plexo Solar, Centro de Poder o Manipura (gema brillante). Es el chakra que irradia y distribuye energía a todas las partes del cuerpo; el chakra de las metas y los logros, el que se ocupa de energía y la vitalidad. Viene en orden, después del centro bajo que nos conecta con la tierra y nos rige a nivel orgánico, y luego del segundo centro, el lumbo sacra, que se encuentra a la altura del pubis y rige el nivel instintivo vital. El centro medio se ubica entre el esternón y el ombligo (a dos dedos por debajo de este) y rige el nivel emocional. Su color es el amarillo (representa nuestro sol, nuestro centro de energía vital), su gema el citrino. Su elemento el fuego y tiene una estrecha relación con la fuerza que nos impulsa a actuar. El fuego significa luz, calor, energía y actividad yen el piano espiritual, también purificación. Se abre coma una flor de diez Pétalos cuyo tallo nace en la columna dorsal baja, en la vértebra (llamada la «vértebra de la angustia» ya que sobresale  hacia  atrás  en cifosis cuando estamos angustiados y encorvados  ) y su corola  se abre hacia  la boca del estómago, por encima del ombligo. El «plexo solar» se podría describir coma el «cerebra» de las emociones.

Este chakra expresa la individualidad, la consciencia de ocupar un lugar (mica, insustituible que a su vez es parte de un todo. Es un centro importante en cuanto a capacidad de conexión humana. Tiene que ver con el poder, con la auto aceptación, este chakra es el que mas se relaciona con el ego, y absorbe mucha energía de las dos primeros chakras. Este tercer chakra purifica las instintos y deseos de las chakras inferiores, dirige y utiliza conscientemente su energia creativa. Los impulsos vitales, las deseos y sentimientos de las dos primeros chakras se descifran aquí, se» digieren». En el piano físico esta función se corresponde con el hígado, que en conjunción con el sistema digestivo, analiza el alimento ingerido, separa lo inútil de lo provechoso y transforma lo útil en sustancias aprovechables, transportándolas a las lugares adecuados del cuerpo.

Cuando el tercer chakra esta equilibrado mejora nuestra autoestima, respetamos completamente a las demás, y nos volvemos relajados, seguros, espontáneos y expresivos, conocemos quienes somos y hacia donde queremos ir, ademas de tener la confianza y la voluntad de llegar a nuestra meta.

Los retos, ademas, se convierten en buenos compañeros. El chakra Manipura precisa que vivamos desde la dualidad y la contradicción, ya que ambos aspectos son necesarios para nuestro desarrollo interior. Necesitamos sanar las sentimientos de carencia, vacío, incertidumbre y baja autoestima que podamos albergar para que le sol pueda brillar desde este centro. Necesitamos reconocer que son nuestras intenciones las que nos permiten alcanzar o no lo que nuestro corazón anhela.

La verdadera lección del ego es que uno debe aceptarse tal y coma es, realmente versus propias vulnerabilidades y convertirlas en sus verdaderas fortalezas. Cuando uno se acepta así, tenga las inclinaciones, las gustos y el carácter o la personalidad que sea, las demás no tendrán ningún tipo de vulnerabilidad par donde herirte y atacar. El ego no es el enemigo. Es un puente que se crea entre las diferencias de las demás para poder respetarlos y hacerse respetar.

Recordemos que lo importante no es lo que las demás opinen de nosotros, lo mas importante es lo nosotros opinemos de nosotros mismos.

La glándula endocrina que le corresponde es el páncreas, cuya función es la transformación y digestión de las alimentos y la regulación de la azúcar en sangre. Tiene influencia en todos las órganos del abdomen. Este centro esta asociado con el área del ombligo, que es considerado el inicio de la vida Es el punto desde donde somos nutridos, alimentados, y desde aquí, recibimos oxígeno a través del cordón umbilical par primera vez. Desde aquí el feto accede directamente a la energía, fuerza y voluntad de su madre. Algunas de las emociones que dominan este chakra son la rabia, miedos, angustias, alegría, tristeza, nostalgia, melancolía, anticipación, enganches, celos, posesividad, envidia, idealización , desesperación, confusión, fantasía , capricho, entre otros.

Cuando la mujer ha aprendido a dejar ir dudas, miedos, inseguridades, se puede enfocar en el compromiso de cuidar con todo su espiritú de guerrera de sf misma y de su bebe durante y después del embarazo. La energía del Manipura chakra genera una confianza total en el cuerpo y su capacidad de crear, crecer y dar a luz a otro ser humano

El pensamiento de este centro es de tipo laberíntico, obsesivo. Si se repiten emociones cuando nos expresamos es porque se trata de emociones no resueltas o no asimiladas y siempre las volvemos a repetir hasta que «aprendemos». Es el famosos circulo vicioso del que se sale cuando se elaboran y aceptan las emociones que lo provocan. Es repetir para cambiar. Al repetir descubriremos nuevas salidas o encauces de estas emociones y podremos lograr la descarga y transformación emocional deseada.

Cada emoción que experimentamos produce un movimiento de energía que nuestro cuerpo físico descarga a través del movimiento, a través de las «expresiones» prestar atención a estas expresiones y saber interpretarlas nos mostraran las sentimientos que las generaron, aunque a veces, como estamos influenciados por las diversos aprendizajes, represiones, mandatos sociales, etc. que nos rodean, nuestras expresiones muestran lo contrario a lo sentimientos y vemos la defensa del cuerpo, la «coraza»

El conjunto de modificaciones de la expresión es lo que llamamos «coraza energética». El freno a la descarga emocional se llama coraza porque es una defensa, una defensa de las exigencias del entorno y de las necesidades de adentro de mi mismo. No siempre se me permite expresar libremente lo que siento. Este freno de nuestro cuerpo emocional trae a la larga bloqueos energéticos que pueden derivar en enfermedades o trastornos funcionales indeseables.

Cuando conectamos con este centro, nos conectamos con nuestro yo interior, y somos conscientes de lo que me pasa y necesito, para poder modificar mis estados de animo y mi entorno para sentirme mejor y poder alcanzar mis necesidades.

 

<< Acceda a todo el trabajo AQUI

Detalle del proyecto

  • Project Name : El Centro Medio
  • Date : 01-04-2017
  • Category : ,
Preview

Contactanos

Buenos Aires, Argentina
+54 11 4788 1639
+54 11 4706 2080
info@proyectonatal.com.ar
www.proyectonatal.com.ar

Maternidad y Desarrollo Humano desde el inicio y a través de las etapas de vida. Vínculos saludables para una sociedad más plena. Docencia, asistencia e investigación.
Abrir chat