Cuando el embarazo no llega

Description

Trabajo realizado por Doulas Natal, Octubre 2017.

Autoras: Maia Briolini, Belén Gonzales, María Laura Pascual y Olga Margarita Guzmán Baltierra.

Cuando el Embarazo No Llega

(A pesar de que aparentemente no hay problemas físicos y/o médicos)

Introducción:

La definición de la palabra «embarazo» en el diccionario es bastante curiosa. Embarazo:

  1.       Estado de la mujer gestante.
  2.       Tiempo que dura este estado, desde la concepción hasta el parto
  3.       Sensación de incomodidad o vergüenza que experimenta una persona en una situación                        determinada y que resulta difícil de disimular.
  4.       Cosa que estorba, impide o dificulta el movimiento de una persona.

Nos detendremos en los primeros 2 puntos (aunque no queremos dejar de mencionar las últimas 2)

Culturalmente, entendemos al embarazo como un echo aislado en la vida de una persona, una especie de paréntesis que se inicia desde la implantación del cigoto en el útero y culmina en el momento del parto.

——-vida——-(EMBARAZO)——vida——-

Cuando un embarazo no llega, decenas de médicos analizan el punto de crisis, ese choque entre la vida y el embarazo (●)

——-vida——- ● (EMBARAZO)——vida——-

Buscar un embarazo está lejos de ser un hecho aislado. Si buscamos algo, estamos haciendo lo necesario para alcanzar lo que deseamos y esto, implica haber tomado una decisión. Hay quienes la piensan más y otros menos pero detrás de toda decisión, hay un momento de determinación en el que evaluamos si es o no el momento de traer un ser al mundo. Elegimos cuándo estamos «listos» para hacerlo. De alguna manera, el camino por el que venimos transitando, forma parte de esa gestación. Cada decisión tomado anteriormente, es la que nos da la tranquilidad de decir: «quiero traer un hij@ al mundo»

Nuestro imaginario de «embarazo» no es tan lineal y tajante e involucra todo un entorno social e histórico. Lo podríamos graficar de la siguiente manera; un entramado de personas y situaciones distintas. Nuestras vidas se ensanchan con el embarazo, se vuelven más enriquecedoras y presentan un sin fin de posibilidades de aprendizajes. ¿Por qué desesperar cuando el embarazo no llega? ¿Qué nos hace pensar que no estamos viviendo una gran oportunidad de aprendizaje?

Es un gran momento para aprender a bajar los niveles de ansiedad, para aprender a aceptar y amar con el corazón al otro (en este caso ese ser de luz que decidirá cuándo entrar al mundo), gran momento para aceptar que la vida no siempre se presente tal como nos la imaginamos, gran momento para crecer junto al compañer@ de vida.

Se entiende a la Doula como una profesional capacitada para proporcionar apoyo físico, emocional e informativo continuo a la madre antes, durante y poco después del parto y así, ayudarla a lograr la experiencia más sana y satisfactoria posible. Fuente

Esta definición nos hace cuestionar en qué momento se presenta la Doula en la vida de la mujer. Mucho se habla de las doulas que se incorporan ya avanzado el embarazo (2ndo o 3er trimestre) pero poco se habla de la Doula como acompañante de la mujer previo a quedar embarazada.

Mandamos un mail a DONA INTERNACIONAL en el que preguntábamos si podíamos empezar a buscar una Doula en esta instancia de búsqueda. A partir de su respuesta constatamos nuestra idea. La doula no sólo entra en juego con la “mujer gestante” o la “mujer embarazada”, si no que se involucra con la “mujer maternal”. Esta mujer está relacionada al deseo de gestar; al cuidado de un ser.

Para nosotras, una familia que tomó la decisión de ser padres, ya es una familia que podría tener los beneficios de tener una doula y por eso nos enfocaremos en cómo acompañar a esa familia, princi- palmente si están en búsqueda desde hace tiempo. Nos gustaría poder brindar apoyo como Doulas Pre-Embarazo. Sabiendo que existen causas clínicas por las cuales un embarazo no llega, nos enfocaremos en las causas emocionales.


Causas Psicológicas/Emocinales por las que un Embarazo No Llega

Luego de realizados los chequeos de salud pertinentes, ya sea de fertilidad, hormonal, estado físico, etc y que los resultados hayan dado bien, es decir, no denoten un problema por el cual no se pueda concebir, surgen otros factores que la medicina tradicional no siempre trata.

“Cada relación de pareja tiene su propia historia, cada ser humano es único, y lo mismo ocurre con el dolor secreto con el que vive. El dolor no es únicamente físico, el psíquico puede ser incluso más poderoso. Un problema biológico se conecta con tu historia personal, con tus miedos, angustias, pero también con tu deseo, tu ilusión y esperanza.” Nancy Lee Tame Ayub

Las parejas suelen dar por hecho que cuando se decide formar una familia el resultado será inmedia- to y cuando no sucede así, comienza la etapa de los cuestionamientos, la negación y el rechazo a los resultados reales, más cuando su historia clínica no indica ningún problema. Comienza la sensación de dolor y por lo general ese dolor se lleva en secreto. Es normal que en la primera etapa de esta situación no se considere algún familiar cercano que pueda acompañar en esos momentos. A continuación, mencionaremos algunas emociones que se puede presentar en las parejas en búsqueda de un hijo.

Miedos Esta emoción es difícil de manejar. La incertidumbre de la capacidad de poder alcanzar los objetivos está siempre latente.

Sensación de Culpa Sentirse culpable por privar a la pareja de la oportunidad de tener un hijo o culpabilizar al otro miembro por tener un problema. Este es uno de los sentimientos más comunes.

Ansiedad Provocada por querer anticiparse a los hechos, por estar pendiente a los tiempos, por estar con la mirada en lo que vendrá más que en el hoy.

Presión ante los mandatos sociales y culturales Toda la familia y amigos está en estado de alerta, con sus preguntas y sus opiniones. Aunque su accionar sea desde el amor, no siempre toman conciencia del peso real que tiene sobre la pareja sus inquietudes.

Aislamiento Social y Personal Lo mencionado anteriormente puede provocar aislamiento dado la presión que se siente cuando el familia/amigo no sabe acompañar correctamente.

Creencias Limitantes Falta de confianza en uno mismo y en la pareja. Muchas personas no son concientes del inmenso poder que tiene ellos mismos para sanar.

Frustración a Tratamientos Médicos y/o Alternativos Hay parejas que ya han probado “todo” y han “fallado”. Puede ser agotador ir de médico en médico buscando una respuesta. La paciencia y la perseverancia es clave en estos momentos.

Problemas de Pareja Cuántos casos de pareja hemos oído que se han propuesto la búsqueda de un hijo para “salvar la relación”. Primero, está el individuo, el amor propio. En segunda instancia, el vínculo amoroso. Y en un tercera instancia, el bebé. Si falla la primera o la segun- da, puede que la tercera sea más difícil de concebir.

Miedos Escondidos en el Inconciente ¿Quiere la pareja tener un hijo realmente? ¿O sólo quiere uno de ellos y el otro no? ¿Qué significa para cada uno ser padre?

Ansiedad por Exceso de Planificación Si bien es bueno planificar la búsqueda de un hij@, hay que tener cuidado con la ansiedad que esto provoca. Disfrutar de una relación sexual espon- tánea es más importante que tener relaciones cuando el día de ovulación lo indique.

Pensamientos Negativos Es importante entender que atraemos la energía que vibramos. Esto no quiere decir que no hay que ser realistas. Claro que estamos frente a una dificultad pero eso nos debería dar la fuerza para seguir adelante con la mirada siempre en alto y desde el amor.

Depresión La unión de los factores anteriores puede desbordar a la mujer o a su pareja y provocar, en última instancia, una depresión

Somos una unidad. Cada detalle de nuestras vidas, repercute en el todo. Todo lo que hemos mencionado anteriormente generan un círculo vicioso de ansiedad y estrés.

Cuáles son las Causas Más Comunes del Estrés

El estrés actúa a través de diferentes mecanismos, que incluyen una inhibición del eje hipotálamo-hi- pófisis-glándula suprarrenal y una alteración de las hormonas de la fertilidad (FSH, GnRH y LH) y otras sustancias, como el cortisol y la melatonina.

Los mediadores del estrés pueden tener efectos protectores y perjudiciales dependiendo del momento de su secreción, pero, a largo plazo, producen un cambio de la estabilidad de importantes sistemas fisiológicos, con consecuencias negativas que afectan a la infertilidad. Además, el estrés también influye negativamente en diferentes parámetros asociados a la calidad y movilidad del semen. Cabe destacar que existen dos tipos de estrés, uno crónico, preexistente a la búsqueda y otro agudo generado por una búsqueda en sí y la frustración ante la falta de éxito. A medida que los ciclos se suman y la crisis de infertilidad se alarga, la sensación de pérdida de control cuando las técnicas o intentos fallan reiteradas veces, suele ser muy fuerte, generando sensaciones de ansiedad y aumen- tando así el círculo vicioso de estrés.

Esta situación en la mayor parte de los casos es sorpresiva y no anticipada por lo cual la pareja carece del conocimiento y las habilidades cognitivas y emocionales para enfrentarlo apropiadamen- te. Como resultado, las parejas responden de acuerdo a cómo enfrentan otro tipo de problemas vitales, en un intento de recuperar el control sobre sus vidas y el equilibrio personal y en la relación de pareja que se ha visto alterado. Teniendo en cuenta que esto puede no ser siempre suficiente, nos pareció propicio enfocar nuestro acompañamiento en ayudar a equilibrar lo emocional para impactar así en la reducción de la ansie- dad y el estrés.


De Qué Manera puede una Doula Acompañar a la Mujer/Pareja

Como en todos los casos, habrá que tener un primer encuentro con la mujer o la pareja en el que se realice una primera entrevista. Esta entrevista no tiene por qué ser tan determinante, simplemente podemos tener un esquema de ciertas cosas que nos gustaría saber y en función a cómo se de el encuentro, daremos lugar a involucrarnos cada vez más. Lo importante será siempre respetar a quién tengo en frente tratando de omitir juicios o experiencias personales. En la medida que vamos conociendo a la mujer, iremos abordando diferentes temas para poder conocerla mejor y así encontrar la manera más acertada para poder acompañarla.

A continuación exponemos información a recaudar en un primer encuentro:

  • Qué espera ella del acompañamiento
  • Pautar la frecuencia del acompañamiento
  • Cómo es su vida diaria
  • Cómo es la relación con su pareja
  • Cómo es el entorno social
  • Por qué quiere ser mamá
  • Cómo fue hasta ahora la búsqueda (si utilizó herramientas, tratamientos, etc)

Con el tiempo se irán desarrollando temas más profundos relacionados a la sexualidad de la pareja, a los miedos inconcientes que pueda tener, la alimentación, los deseos y también podemos ir detec- tando si hay algo del proceso que genere ansiedad/estrés y si cuenta con herramientas para poder manejar esa ansiedad.

Como resultado de esta entrevista, creemos que podría haber al menos 3 panoramas posibles:

  1.       Que la mujer ignore qué herramientas le bajan la ansiedad
  2.       Que la mujer sepa cuáles son las herramientas que le ayudan a manejar su ansiedad
  3.       Que sepa pero que sienta que no son suficientes

La herramienta principal de la Doula, es ella misma: su palabra, su postura, su presencia, su forma de expresarse, su voz, su manera de mirar, sus conocimientos.

Pero aparte, existen infinitas herramientas complementarias para proponer que bien puede impartir ella misma u otra persona idónea en la disciplina. A continuación mencionaremos algunas que se pueden tener en cuenta.

Herramientras de Trabajo

Como Doulas, no podemos hablar de soluciones ante esta situación o de herramientas para acelerar el proceso de búsqueda. Lo que sí podemos afirmar es que nuestro objetivo es que la mujer viva el proceso de una forma saludable y equilibrada. Que la espera en sí misma, sea momento de goce y no de ansiedad; que el andar sea un momento preciado y bendecido.

 

<< Acceda al trabajo completo AQUI

Detalle del proyecto

  • Project Name : Cuando el embarazo no llega
  • Date : 01-10-2017
  • Category : ,
Preview

Contactanos

Buenos Aires, Argentina
+54 11 4788 1639
+54 11 4706 2080
info@proyectonatal.com.ar
www.proyectonatal.com.ar

Maternidad y Desarrollo Humano desde el inicio y a través de las etapas de vida. Vínculos saludables para una sociedad más plena. Docencia, asistencia e investigación.
Abrir chat